Digitalización y mejoras: 352 de Ibertren, escala N

La 352 que durante años produjo Ibertren en escala N es un modelo agradecido para mejorar. No solamente es relativamente fácil de digitalizar; además se puede, con poco esfuerzo, mejorar añadiendo luz, una toma de corriente en el boje trasero (en especial, si queremos que vaya bien sobre desvíos de corazón aislado) e incluso cambiando el motor.

Preparación

Como la mayoría de los dlseños de Ibertren en escala N, esta 352 está preparada para llevar un patín de toma de corriente. Pues bien, en una locomotora cuyo destino es correr en el sistema normalizado de dos carriles, lo primero que hemos hecho ha sido eliminar todo lo posible esta posibilidad. ¿La razón? Las partes de plástico de los extremos del boje delantero, que penetran en el chasis y cuya finalidad es guiar el patín, suponen un estorbo para el movimiento de dicho boje al añadir las piezas necesarias para sujetar el decodificador y la luz. Por tanto, con un suspiro y una cuchilla nos hemos deshecho de ellas. También hemos desmontado, en nuestro caso, el bogie motor  

para proveerle de una toma de corriente adicional, que hace maravillas por la marcha de la máquina, en especial a baja velocidad y sobre aparatos de vía. La digitalización Para esta 352, elegimos un Lenz 511, que se acomoda sin esfuerzo encima del segundo eje del boje delantero. Hemos realizado un pequeño soporte de plástico y ubicado el decodificador encima. La razón de ubicar el soporte del decodifcador sobre el segundo eje del boje delantero es dejar sitio para la luz delante.

La luz

Poner luz atrás es bastante laborioso en esta locomotora, pues hay que eliminar parte del chasis y realizar unos conductores de luz a medida. Sin embargo, es relativamente sencillo poner luz delante. Para ello, hemos recortado un trozo de cartulina negra con la forma del morro, para pegarla sobre el chasis y evitar que la luz ilumine la vía bajo la locomotora. Sobre esta base, hemos pegado el LED blanco y su resistencia, protegiendo sus patas y las soldaduras con termorretráctil. A continuación, hemos tenido que hacer varias modificaciones en la carrocería. Para empezar, eliminamos el faro simulado de origen, pues es parte de la misma pieza que el parabrisas. Seguidamente, para que la luz salga, como es debido, por el faro y no por el parabrisas, hemos pintado éste de un color marrón claro, por la parte de dentro, y con varias capas. Posteriormente, hemos añadido un par de capas de negro. También hemos realizado un conductor de luz modificando uno de otra locomotora; no hizo falta más que una varilla redonda a la que biselamos uno de los lados, y que insertamos en el faro.

 

La toma trasera

Como todas las locomotoras de bojes de la marca, esta 352 tiene un boje dedicado a toma de corriente y uno dedicado a la tracción. El inconveniente, de sobra conocido, de este esquema, es gue la locomotora se gueda clavada en el primer corazón de desvío aislado que toma despacio. Con un mínimo de suciedad, ni eso hace falta para que ande a trompicones. Hemos resuelto este problema mediante el expediente de instalar una toma en el último eje.

Para ello, utilizamos las piezas de cobre que tomaban la corriente del patín en una locomotora 3N, aunque casi cualquier chapa de cobre servirá. También necesitamos un par de cables (sobrantes de un decodificador, por ejemplo); y lo más difícil: dos ruedas (idealmente, una con aislante y otra sin)

Comprobación

El mejor momento de todo el trabajo, si es que lo hemos hecho bien; si no, corremos el riesgo de dejar escapar el humo mágico del decodificador, con lo que dejará de funcionar.

.